Es señalado de ser uno de los responsables de construcciones ilegales como la del edificio Blas de Lezo, que se desplomó y dejó 21 obreros muertos en Cartagena.

“Causa indignación que el incumplimiento sistemático de las instituciones y de algunos funcionarios públicos ponga en riesgo la sanción que deben recibir estos constructores ilegales”, aseguró Javier Doria, abogado de las víctimas.

Aunque la orden se dio dentro del proceso que se llevaba por la construcción ilegal de ocho edificios, Wilfran Quiroz no tendría la libertad inmediata porque está pagando una condena por urbanización ilegal y en su contra cursan otros procesos.

“Tenemos dos años que el Inpec lleva a Wilfran para una audiencia y son dos años de audiencia fallidas”, advierte Yoneida Viloria, otra afectada.

Wilfran Quiroz es el último del clan de constructores ilegales que en este momento aún permanece tras las rejas.